Bronquitis

Información del padecimiento

¿Qué es
una bronquitis?

Bronquitis es un término que define a la inflamación de los bronquios, debido a que este no es un proceso que afecta exclusivamente a los bronquios, sino que además suele comprometer la tráquea, por lo que en ocasiones esta enfermedad es llamada traqueobronquitis. La inflamación de esta parte del árbol respiratorio puede cursar como una forma aguda o crónica, o bien, como una afección crónica con reagudizaciones. Por lo regular va precedida de una infección respiratoria aguda de vías aéreas superiores como una faringitis, faringoamigdalitis, otitis media o sinusitis.

Con mucho es más frecuente la bronquitis aguda que la crónica y la población infantil y senil son las más comúnmente afectadas.

La bronquitis aguda consiste en un cuadro de inflamación traqueobronquial desencadenado inicialmente por virus y  posteriormente al haber daño del epitelio respiratorio por la presencia de bacterias, en un período de tiempo reducido, inclusive en cuestión de horas. Esta infección suele producirse, principalmente, en los meses fríos del año, e iniciarse cuadros infecciosos de vías aéreas superiores con una sintomatología caracterizada por faringitis, catarro y tos húmeda.

El cuadro clínico se manifiesta por tos que produce moco, que puede ser transparente o verde amarillento, en accesos súbitos ante cambios de temperatura, puede causar sibilancias (silbidos o chillidos al respirar), dolor o molestias en el pecho, fiebre leve y sensación de falta de aliento.

La bronquitis aguda puede durar hasta 10 días. Sin embargo, la tos puede durar varias semanas después de que la infección desaparece. Varios factores aumentan el riesgo de sufrir bronquitis aguda. Entre ellos se cuentan exponerse al humo de tabaco (incluido el que otras personas producen al fumar), al polvo, a gases, vapores y a la contaminación del aire. Evitar al máximo estos irritantes pulmonares puede disminuir el riesgo de sufrir bronquitis aguda.

La mayoría de los casos de bronquitis aguda mejoran en pocos días. Si usted cree que tiene bronquitis aguda, vaya al médico. Él descartará otros problemas de salud más graves que pueden requerir atención médica.

En la bronquitis crónica, la destrucción de los tabiques interalveolares altera la estructura normal indispensable, produciendo una importante disfunción en el intercambio de gases desde la pared alveolar hacia la sangre y viceversa.

La bronquitis crónica es un diagnóstico clínico caracterizado por tos y expectoración con producción de moco traqueobronquial, en un período de por lo menos tres meses al año, en dos años consecutivos.

Los bronquíticos crónicos son pacientes que han tenido tos productiva por muchos años y que eventualmente muestran frecuentes infecciones virales y bacterianas, como consecuencia de la alteración de la producción de moco, su transporte y las defensas mucociliares. Frecuentemente estas infecciones desembocan en neumonías si no se tratan apropiadamente.

El hábito de fumar es la principal causa de la bronquitis crónica y los virus o bacterias pueden infectar con facilidad los bronquios irritados y lastimados, sí esto sucede, la enfermedad empeora y se prolonga, por esa razón, las personas que sufren bronquitis crónica pasan por épocas en las que los síntomas son mucho peores que de costumbre.

La bronquitis crónica es una enfermedad grave y prolongada. Las personas que la sufren pueden llevar una vida mejor si la bronquitis crónica se diagnostica y trata pronto. Además, deben dejar de fumar y tienen que evitar el humo de otros fumadores. Las personas que tienen bronquitis crónica grave tienen pocas probabilidades de recuperarse por completo.

Laboratorios Sanfer

pregunte a su médico por esta opción, ya que se requiere receta médica para su prescripción.

Laboratorios Sanfer-Hormona

ha desarrollado un medicamento útil en el tratamiento de esta enfermedad.