Enfermedad hemorroidal

Información del padecimiento

¿Qué es
la enfermedad hemorroidal?

Las “hemorroides” es el nombre con el que se conoce popularmente esta enfermedad y que en términos médicos es llamada Enfermedad Hemorroidal. Todas las personas tienen venas en la región anal en mayor o menor tamaño, la percepción de estas venas en el ano no significa que el paciente tenga la enfermedad. Solo la presencia de síntomas que son las molestias que el paciente siente de manera constante por cierto tiempo, definen a la enfermedad.

Se debe diferenciar estos síntomas de muchas otras enfermedades de la región del ano y el recto.

Esta enfermedad se caracteriza por presentar dilatación de las venas del ano y parte del recto, esta dilatación produce una mala y retardada circulación de la sangre, que es el origen de las molestias que producen: sensación de ardor o dolor (cuando se acompaña de inflamación), sangrado por traumatismo y ruptura de las paredes de las venas especialmente durante la defecación, prolapso que es la percepción de una masa en el ano durante o luego de la defecación, masas dolorosas (trombosis) que son producidas por la coagulación de la sangre dentro de la vena enferma. Estas molestias deben presentarse de manera constante y corroboradas por un médico o especialista para poder definir como “Enfermedad hemorroidal”, pues muchas otras dolencias pueden provocar las mismas molestias.

¿Por qué se desarrolla la enfermedad?

El hecho que una persona padezca de hemorroides obedece a uno o a la suma de los siguientes 3 factores: Herencia: La predisposición de padecer esta enfermedad es mayor si los padres o hermanos en la familia sufren o sufrieron la misma. Hábitos dietéticos y otros: La constipación (estreñimiento) y la falta de fibra en la dieta (verdura y fruta) determinan problemas constantes y demandan mayor esfuerzo (pujo) para defecar y vaciar el intestino. La falta de actividad física cotidiana (no realizar ejercicio) el hecho de trabajar en posición sentada en forma constante, largas y frecuentes jornadas en automóvil, etc., dificultan la circulación de la sangre de la parte inferior del cuerpo, provocando acumulación de sangre en la región ano-rectal.

Condiciones y otras enfermedades: el embarazo siempre provoca un retardo y dificultad del retorno de la sangre por el sistema venoso, provocado por el producto que al crecer en el abdomen de la madre ocasiona compresión de las grandes venas del abdomen y aparición de venas inflamadas alrededor del ano y en él 50 % de las mujeres embarazadas molestias o sangrados ocasionales. El parto suele incrementar o iniciar la aparición de la enfermedad hemorroidal de manera transitoria. La obesidad y la insuficiencia hepática (cirrosis) entre otras, provocan severa dificultad de la circulación de la sangre de la mitad inferior del cuerpo ocasionando la enfermedad.

Esto puede ocasionar los signos y síntomas característicos de la enfermedad como ardor en el recto, sangrado, comezón, humedad constante y dolor, éstos pueden ser los síntomas más comunes de la enfermedad. El paciente debe visitar al médico lo antes posible para recibir tratamiento a tiempo y así evitar complicaciones.

Afortunadamente, con medidas higiénicas y dietéticas y otras recomendaciones, los médicos pueden mejorar notoriamente las molestias de esta enfermedad y, si así lo consideran, prescribir medicamentos específicos para tratarla7, por lo que se aconseja consultarlo ya que él está facultado para hacer el diagnóstico e indicar el tratamiento más adecuado.

Laboratorios Sanfer

Consulte a su médico y pregunte por esta opción.

Laboratorios Sanfer-Hormona

también tiene la solución para poder controlar este padecimiento.