Enfermedad tromboembótica (trombosis)

Información del padecimiento

¿Qué es
la enfermedad tromboembótica?

El proceso de trombosis involucra diversos factores que predisponen a un individuo a sufrir una oclusión por trombos en las venas y/o arterias. Virchow identificó desde el siglo pasado los factores que predisponen al desarrollo de la trombosis, lo que se ha denominado la “Triada de Virchow”, estos factores son: lesión del tejido de las capa interna de las venas y arterias (endotelio) acumulación de sangre (estasis) y alteraciones en el componente sanguíneo o hipercoagulabilidad (formación rápida de coágulos en los vasos sanguíneos) 11.

Trombosis es la aparición de un coágulo dentro del torrente circulatorio.

Un coágulo es una masa blanda, semisólida, grumo o cuajo, formado por la coagulación de la sangre.
Esta sangre solidificada (coágulo) tapona la herida del vaso lesionado (puede o no existir una lesión), impidiendo que se vierta más sangre al exterior. La activación de las células y moléculas responsables de la formación del coágulo, tiene lugar porque al salir interaccionan con la pared del vaso lesionado.

La trombosis se produce cuando los coágulos obstruyen las venas, llamada trombosis venosa o las arterias, llamadas trombosis arterial.

El torrente circulatorio está formado por dos circuitos independientes, el sistema arterial y el sistema venoso, conectados a través de una finísima red de vasos capilares (microcirculación).
Según en qué parte del torrente circulatorio se forme el coágulo (trombo), distinguiremos las trombosis venosas y las arteriales.

Causas

La trombosis venosa: 
▪    Enfermedad o lesión en las venas de las piernas.
▪    Inmovilidad por cualquier razón, incluyendo cirugía.
▪    Fractura.
▪    Ciertos medicamentos.
▪    Obesidad.
▪    Enfermedades hereditarias o predisposición heredada.

La acumulación local de sangre en las piernas (estasis) y la coagulación subsecuente puede producir varices. Los coágulos de las piernas pueden romperse y viajar a los pulmones, produciendo coágulos pulmonares que pueden causar dificultad para respirar, dolor y, en casos extremos, la muerte.

La trombosis arterial puede ser el resultado de la arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias donde los depósitos de calcio o grasa hacen que las paredes arteriales se engrosen) de los vasos sanguíneos (formación de coágulos en las superficies anormales de los vasos sanguíneos).

Cuando se produce trombosis arterial en las arterias coronarias (las dos arterias que salen de la aorta para proporcionar sangre al músculo cardiaco) puede producirse un ataque al corazón. Cuando esto sucede en la circulación cerebral (cerebro), puede producir derrames cerebrales o falta de oxígeno en otros órganos12.

Síntomas

▪    Hinchazón de brazos o piernas o sensación de peso.
▪    Dolor en la pierna o el brazo sin causa conocida.
▪    Aumento de la temperatura en las piernas.
▪    Dificultad para andar o para mover el brazo.
▪    Cambios de coloración, hormigueos en las piernas.
▪    Sensación de “ahogo”.
▪    Mayor rapidez de los latidos del corazón, molestias en el pecho o en la respiración.

Diagnóstico

Además de una historia médica completa y un examen físico, los procedimientos de diagnóstico para la trombosis incluyen análisis de sangre adicionales, incluyendo pruebas de hipercoagulabilidad. Los métodos más utilizados para diagnosticar trombosis venosa o arterial consisten en inyectar un medio de contraste que es opaco a los rayos X y visualizar radiológicamente la vena o arteria afectada. Cuando no son posibles los métodos radiológicos (por ejemplo durante el embarazo) se utiliza la pletismografia, una técnica que mide el volumen venoso o la ultrasonografía Doppler que utiliza los ultrasonidos para “ver” el interior de las venas.
Tratamiento de la trombosis

El tratamiento específico de la trombosis será determinado por el médico basándose en los siguientes datos: edad, estado general de salud e historia médica. La extensión y tipo de trombosis. La tolerancia del paciente a determinados medicamentos, procedimientos o terapias. El tratamiento puede incluir:

▪    Medicamentos anticoagulantes.
▪    Medicamentos antiagregantes plaquetarios.
▪    Empleo de medias de compresión gradual o compresión neumática intermitente.
▪    Cateterismo con balón (para expandir el ancho, o lumen, de los vasos implicados)

¿Qué puede hacer Ud?

Si existen antecedentes familiares de trombosis, deberá advertir a su médico, en particular si fuma o utiliza anticonceptivos orales. El tabaco es un importante factor de riesgo en la trombosis, por lo que se aconseja su inmediato abandono. El sedentarismo favorece la trombosis, por lo que se recomiendan ejercicios moderados que fortalezcan los músculos de las piernas.

Si permanece muchas horas sentado, es conveniente que cada dos horas se levante y camine unos minutos o se masajee las pantorillas y los muslos. Las medias o calcetines de compresión gradual mejoran la circulación de las venas y además estimulan la liberación de factores anticoagulantes.

Si ya ha padecido un episodio de trombosis, deberá seguir al pie de la letra las instrucciones de su médico en particular en lo que se refiere a la medicación que se deberá administrar a las dosis y en las horas prescritas.

Laboratorios Sanfer

pregunta a tu médico por esta opción.

Laboratorios Sanfer-Hormona

tiene un medicamento útil en el tratamiento de esta enfermedad.