Mebeciclol Caja 18 Tabletas

  • Información del padecimiento
  • Información del producto
  • Parasitosis Intestinal.
  • Síntomas

PARASITOSIS INTESTINAL

En México como en países en desarrollo la enfermedad parasitaria generalmente es mixta, esto quiere decir que dos o más tipos de parásitos se asocian para parasitar a un individuo.

Si con frecuencia consume alimentos de los cuales no puede garantizar su higiene es conveniente recibir en forma periódica un tratamiento antiparasitario, el que habitualmente es indicado de forma simultánea para todos los integrantes de una familia.

Las parasitosis constituyen padecimientos frecuentes en nuestro medio y en algunas ocasiones pueden pasar inadvertidas por considerar que algunos malestares del aparato digestivo son relacionados con algunos alimentos.

Entre los síntomas que con frecuencia se asocian a parásitos intestinales están: despeñes diarreicos, dolor abdominal, acumulación de gases en el intestino y expulsión frecuente de los gases tanto hacia la boca (eructos) como hacia el recto, con frecuencia los malestares se etiquetan como “colitis”. A veces las personas parasitadas pueden sentir comezón alrededor del ano y preferentemente con mayor intensidad por las noches, puede haber nausea y ocasionalmente vómito.

  • Modo de empleo

Ante el problema de parásitos intestinales, usted cuenta con Mebeciclol Tabletas, efectivo medicamento ante este tipo de padecimiento.

Mebeciclol tabletas está indicado en el tratamiento de las parasitosis intestinales, amibas, lombrices y otros parásitos.
Mebeciclol tabletas, tratamiento oral de 3 días. El cual debe tomar toda la familia.

Con su uso puede presentarse dolor de cabeza, náusea y dolor abdominal de intensidad leve, y en forma transitoria, mareo, vómito, insomnio, leucopenia transitoria, sabor metálico, lengua saburral, fatiga, vértigo.

No se deje al alcance de los niños.

Su dosis y modo de empleo es: Niños a partir de 15 años y adultos, dos comprimidos cada 8 horas (por tres días, con los alimentos).

Niños de 7 a 14 años, dos comprimidos cada 12 horas (por tres días, con los alimentos).

Niños de 2 a 6 años, un comprimido cada 12 horas (por tres días, con los alimentos).

No debe de usarse en menores de 2 años.

No se use durante el embarazo y lactancia.

No se administre con bebidas alcohólicas.

No debe ser utilizado en casos de insuficiencia hepática, enfermedades de la sangre, tumores, enfermedades del sistema nervioso.